Acciones Sustentables Que Se Pueden Realizar En La Escuela?

Acciones Sustentables Que Se Pueden Realizar En La Escuela
8 acciones de sostenibilidad que podemos hacer en la escuela

  1. Revisar el consumo en la escuela.
  2. Minimizar el impacto medioambiental de nuestros residuos.
  3. Gestionar nuestros residuos de forma sostenible.
  4. Reciclar.
  5. Organizar y/o participar en actividades en torno a la sostenibilidad.
  6. Crear una Comisión Sostenible.

Más elementos

¿Qué hacen las escuelas sustentables?

De Escuela Limpia a Escuela Sustentable Educación Ambiental | 31 de marzo de 2022 El programa busca fomentar el consumo responsable en las comunidades educativas, el manejo adecuado de residuos sólidos y no emplear plásticos de un solo uso, para a partir de ahí transitar al desarrollo de sistemas de gestión ambiental escolar que contribuyan a disminuir los impactos de las escuelas en el ambiente.

«Consume sin basura, consume limpio», a emprenderse mediante la sensibilización y comunicación sobre los efectos de los plásticos, botes, cajas y latas en el medio ambiente y de los beneficios de mantener un consumo limpio y responsable. «Reconocimiento Escuela Limpia», a través del cual se emitirá un certificado a las escuelas que durante el ciclo escolar hayan realizado acciones para mantener sus planteles limpios y con menos residuos generados. «Festivales limpios», en el que se invita a las escuelas a realizar festivales sin el uso de plásticos y/o desechables, que sirvan como una guía de acciones que inviten a la participación activa y no prohibitiva.

Entre las actividades también se encuentra el fortalecimiento de la participación de las y los estudiantes en los días conmemorativos del medio ambiente a través de concursos de dibujo, video, cuento y ensayos, con el fin de generar la reflexión sobre la importancia de impulsar acciones que protejan al planeta.

  • Una vez implementado el programa de Escuela Limpia se hará la transición a Escuela Sustentable.
  • Esta es una propuesta abierta que cobra relevancia, a partir de la participación de las comunidades educativas, que a través de su práctica trazan el camino para transitar a la sustentabilidad.
  • Escuela Sustentable es un programa que promueve que las comunidades educativas impulsen acciones integrales y contribuyan a disminuir su impacto en el ambiente, y a la mitigación y adaptación al cambio climático.

El programa se estructura en seis líneas de acción:

Manejo sustentable del agua. Eficiencia en el consumo de la electricidad. Educación para el consumo sustentable y el manejo de residuos sólidos. Salud y estilo de vida sustentable. Educación ambiental Acciones ambientales comunitarias

Estas líneas están articuladas en forma transversal por los enfoques de género, interculturalidad y cambio climático. Para la realización de los proyectos será fundamental la coordinación Semarnat-SEP y la colaboración del sector ambiental federal y de las oficinas de representación de ambas secretarías en los estados del país. : De Escuela Limpia a Escuela Sustentable

¿Qué proyectos sustentables puedo hacer?

Blog • Comunicación Responsable • 16-08-21 Separar la basura, reusar la ropa, utilizar la bicicleta, ahorrar agua, disminuir el uso del automóvil, plantar un árbol, etc.; todos estos son ejemplos clásicos de proyectos de sustentabilidad de cara al planeta, sin embargo, estas acciones individuales o, en el mejor de los casos, colectivas, no son las únicas que pueden llevarse a cabo.

En la actualidad, los efectos negativos en el ambiente son evidentes : incendios forestales, derretimiento de los polos, climas extremos, epidemias, inundaciones, sequías. Por eso, el objetivo de evitar o retrasar estos cambios es cada vez más complicado, lo cual impacta, naturalmente, nuestra vida en la tierra.

Y todo lo que eso conlleva. Por lo tanto, nuestras acciones en beneficio del planeta deben ser a mayor escala. El papel de las empresas y las marcas es fundamental, ya que sin recursos ni consumidores o clientes sanos, no es posible ofrecer nuestros productos y servicios,

El tema ya no es solo económico, sino social y vital. En la actualidad, son parte del debate no solo las acciones particulares, sino los temas de desarrollo económico, la seguridad alimentaria, la protección del territorio, la economía local y el marketing sustentable, En este artículo te compartimos los conceptos básicos alrededor del desarrollo sustentable, además de los tipos y ejemplos que pueden inspirarte para que seas parte de las empresas que han decidido ser responsables con el ambiente y la sociedad, sin dejar de lado su rentabilidad.

El mundo nos necesita y nosotros a él. Tabla de contenido

  • ¿Qué es el desarrollo sustentable?
    • ¿Qué pasa con el concepto de desarrollo sostenible?
  • ¿Qué son los proyectos de desarrollo sustentable?

    ¿Para qué sirven?

  • Tipos de proyectos de desarrollo sustentable
  • Ejemplos de proyectos de desarrollo sustentable
  • Referencias

¿Qué son acciones sustentables ejemplos?

Sostenibilidad ambiental – La sostenibilidad ambiental es la que se centra en la preservación de la biodiversidad sin renunciar al progreso económico y social, Las bases de la sostenibilidad ambiental son: cuidar el agua, ahorrar energía, reducir residuos, utilizar envases reciclables, limitar o eliminar el uso de plásticos, utilizar transporte sostenible, reutilizar el papel y cuidar la flora y la fauna.

Un gran ejemplo de sostenibilidad ambiental es la ciudad sueca de Estocolmo, que destaca por invertir en infraestructuras sostenibles, tener bajas emisiones y poseer una muy buena calidad del aire con una tasa de contaminación por debajo de la media. De esta forma, ha logrado un equilibrio entre el desarrollo económico y la protección del medioambiente.

Otro ejemplo es el Grupo Bimbo, que tiene como objetivo reducir su impacto medioambiental mediante la agricultura regenerativa con cero emisiones de carbono, el uso de energías renovables o la reducción de residuos.

¿Qué es el desarrollo sustentable 3 ejemplos?

Reducir los niveles de basura inorgánica en el consumo de energía. Utilizar recursos con el fin de desarrollar tecnologías de bajo o nulo impacto en el ambiente. Generar políticas para el acceso a los recursos sostenibles por parte de la población. Combatir la pobreza absoluta y extrema.

¿Qué es desarrollo sustentable en educación?

La educación al desarrollo sostenible, es aprender a: Respetar, reconocer el valor y las riquezas procedentes de la tierra y de todos los pueblos, y preservarlas.

¿Qué es el desarrollo sustentable para niños de primaria?

Durante decenios, las políticas de desarrollo en México no dieron importancia a los costos económicos y sociales del crecimiento demográfico. La desigual distribución territorial de la población, el impacto de las actividades productivas y la urbanización sobre la calidad del aire, el agua y los suelos, ignorando las implicaciones de la degradación y destrucción de los recursos naturales, provocaron el surgimiento de graves crisis ambientales, especialmente en las zonas metropolitanas, así como la degradación de los suelos provocada por la deforestación en las zonas rurales.

Ante el creciente reclamo de la sociedad civil por la aparición de estas crisis, en la década de los setenta se crearon las primeras instituciones para atender los problemas derivados de la contaminación: en 1971 se promulgó la Ley Federal para Prevenir y Controlar la Contaminación Ambiental; en 1972 se creó la Subsecretaría de Mejoramiento del Ambiente, en el marco de la Secretaría de Salud y Asistencia Pública, y en 1976 se estableció la Dirección General de Ecología Urbana dentro de la Secretaría de Asentamientos Humanos y Obras Públicas.

Sin embargo, el concepto de desarrollo sustentable como tal comenzó a dársele importancia en México hasta finales de los años ochenta, gracias al trabajo realizado por grupos de investigación que lo impulsaron desde la academia y la postura oficial de cumplir con acuerdos internacionales que proponían su implementación, transitando de esta forma hacia una segunda etapa de creación de nuevas dependencias y leyes para la realización de este proceso orientado a la sustentabilidad a nivel nacional y local.

Aunque el primer antecedente en el país data de 1983, cuando se creó la Subsecretaría de Ecología en el seno de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (SEDUE), con lo cual se asignaron nuevas responsabilidades y se reagruparon funciones vinculadas con el medio ambiente que se encontraban dispersas en distintas dependencias federales, fue en 1988 cuando el proceso mundial agitado por el «Informe Brundtland» abre el tránsito hacia la sustentabilidad y de manera particular hace eco en México con la promulgación de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA).

En 1992, la SEDUE se transformó en la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) para propiciar un marco institucional más articulado entre las políticas sociales y ambientales. Poco tiempo después la Subsecretaría de Ecología separó sus funciones de normatividad y las de inspección y verificación, dando origen al Instituto Nacional de Ecología (INE) y a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA).

En el mismo año también se creó la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO). En 1994, México da un gran salto institucional con la creación de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (SEMARNAP), lo que fortaleció la gestión gubernamental considerando la conservación ecológica y el uso sustentable de los recursos.

En el 2000, la SEMARNAP pasó a ser la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y el ámbito de responsabilidad de la pesca fue absorbido por el sector agropecuario. Y a partir de ese momento se han producido diversos cambios en la ingeniería institucional del sector gubernamental asociado a la gestión ambiental, los cuales buscan responder mejor a las complejas tareas que supone esta actividad.

La Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección del Medio Ambiente (1988, reformas en 2015) Ley General de Vida Silvestre (2000, reformas en 2018) Ley de Aguas Nacionales (1992, reformas en 2016) Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables (2007, reformas en 2018) Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable (2003, reformas en 2018) Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (2005) Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (2013, reformas en 2018) Ley de Desarrollo Rural Sustentable (2001, reformas en 2018)

Además del fortalecimiento que se le ha dado al marco institucional con la creación de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) en el año 2000 y la Comisión Nacional Forestal en el 2001. Sin embargo, para establecer la prioridad del desarrollo sustentable se requieren cambios institucionales en diferentes planos que permitan operar y concretar con eficiencia las decisiones de política integradas que vayan más allá de las jurisdicciones secretariales, es decir, estos cambios deben implicar a todos los sectores y a los tres órdenes de gobierno.

Lo anterior debido a que el modus operandi de las estructuras estatales tradicionales para la formulación de políticas públicas sigue predominando y resulta inadecuado para inducir el tránsito al desarrollo sustentable, ya que reproduce una dinámica institucional que no favorece la información al público, la transparencia de la gestión y la rendición de cuentas, así como la participación efectiva de los agentes interesados y la definición de metas viables calendarizadas sujetas a escrutinio y el cumplimiento de la normativa y de las políticas.

En México, la degradación ambiental y del agotamiento de los recursos naturales ha sido creciente. El Instituto de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) ha estimado a través del Sistema de Cuentas Económicas y Ecológicas de México (SCEEM) que los impactos negativos mediante la determinación de los costos totales por agotamiento y degradación ambiental, en 2016 fue equivalente a 4.6% del Producto Interno Bruto (PIB).

Esta medición se expresa mediante el Producto Interno Bruto Ecológico (PIBE), un indicador que permite identificar el impacto que tiene en la economía el uso y deterioro de los recursos naturales a causa de las actividades económicas de producción, distribución y consumo. Aunado a ello y de manera sincrónica, los aspectos sociales se han deteriorado notablemente desde la implementación del modelo económico de apertura internacional y la emergencia de la política neoliberal a partir de 1982.

Este deterioro se ha manifestado principalmente en el debilitamiento del empleo formal y del poder adquisitivo de los salarios, en la pérdida de calidad de los servicios de atención a la salud y la educación, así como en el aumento en el costo de la vivienda.

  • Para valorar esta problemática, el Consejo Nacional de Población (CONAPO) creó el índice de marginación que da cuenta del estado que guardan las condiciones sociales estatales y municipales.
  • En el año 2005 el porcentaje de población urbana con índice de marginación muy alto fue de 5.1% y con índice de marginación alto de 15.8%, mientras que para el año 2010, el porcentaje pasó a 4.6% en el nivel de marginación muy alto y a 20.1% en el nivel alto; dando esto muestra de lo señalado anteriormente sobre el cada vez mayor deterioro de las condiciones económicas y sociales de la población.

Continuando con lo anterior, en el 2005 la proporción de población urbana con marginación de nivel medio fue de 24.8%, de nivel bajo fue de 33.5% y de nivel muy bajo de 20.9%; mientras que en el 2010 los porcentajes fueron de 35.6%, 20.4% y 19.3%, respectivamente.

Asimismo, dentro de los desafíos para transitar a la sustentabilidad, es importante destacar el complicado proceso de transición a la democracia, que tiene un momento de inflexión en el movimiento estudiantil de 1968, del cual se deriva un proceso social que busca establecer un sistema electoral representativo de las diferentes fuerzas políticas del país.

La creación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en 1990, el establecimiento del Instituto Federal de Acceso a la Información en el 2003; la reforma constitucional en materia política-electoral, publicada el 10 de febrero de 2014 rediseñó el régimen electoral mexicano y transformó el Instituto Federal Electoral (IFE) en una autoridad de carácter nacional: el Instituto Nacional Electoral (INE), a fin de homologar los estándares con los que se organizan los procesos electorales federales y locales para garantizar altos niveles de calidad en nuestra democracia electoral.

Y la Procuraduría General de la República (PGR), en aras de reafirmar en los ámbitos nacional e internacional, la convicción del gobierno de la República para combatir la corrupción abatiendo toda práctica de impunidad, el 12 de marzo de 2014 publicó en el Diario Oficial de la Federación el Acuerdo A/011/14 por el que se crea la Fiscalía Especializada en materia de Delitos relacionados con Hechos de Corrupción, que tiene por objeto la investigación y persecución de los delitos relacionados con hechos de corrupción, con excepción de los cometidos por servidores públicos de la PGR.

Los cuales forman parte de los cambios necesarios para la vida democrática. El Desarrollo Sustentable y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) En la conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano que tuvo lugar en Estocolmo Suecia en 1972 fue la primera vez que participaron representantes de diversos países de todo mundo para analizar y discutir la problemática ambiental a nivel global, dando como resultado entre otros, la creación de la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo que fue la encargada de redactar, en la década de los años ochenta del siglo pasado, el famoso «Informe Brundtland» de 1987, que dio origen al concepto de desarrollo sustentable: «El desarrollo sustentable es el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades».

(CMMAD, 1987:24). Este concepto tuvo diversos antecedentes como la amenaza de la destrucción ecológica, la extinción de especies, el aumento de la contaminación, el cambio climático y los daños a la capa de ozono, claras evidencias que mostraban que el modelo de desarrollo distaba de ser el adecuado, por lo que el concepto de desarrollo sustentable, surgió como una alternativa para mejorar el sentido equitativo y justo del desarrollo, sin provocar el deterioro del medio ambiente.

De tal forma que el desarrollo sustentable plantea la satisfacción continua de las necesidades presentes y futuras, alcanzar un equilibrio e interacción entre los aspectos, social, económico y ambiental que permita una distribución igualitaria de recursos y el acceso de oportunidades para las comunidades más vulnerables.

Este equilibrio conlleva a un crecimiento económico con estrategias productivas que apoyen el progreso social y respeten el medio ambiente, lo cual exige la adopción de políticas locales y globales orientadas hacia la sustentabilidad, así como la participación activa de la comunidad, organizaciones sociales, instituciones educativas, económicas y políticas en los procesos de diálogo y toma de decisiones respecto al presente y futuro de las comunidades locales, regionales y nacionales.

Además implica un cambio en la educación, nuevas formas de pensar y actuar y la aplicación de nuevos modelos con una visión holística, que promuevan el cuidado del medio ambiente, el bienestar social y una mejor calidad de vida de las personas. A partir del surgimiento del concepto del desarrollo sustentable, se han puesto en marcha distintas iniciativas que permitan lograr el objetivo de reorientar el actual modelo de desarrollo dentro de las cuales destacan por su importancia: Los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de las Naciones Unidas, que surgieron como resultado de la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas celebrada en septiembre del año 2000 en Nueva York.

See also:  Que Debo Estudiar Para Ser Secretaria En Una Escuela?

Un total de ocho objetivos de desarrollo internacional que 192 miembros de las Naciones Unidas y una serie de organizaciones internacionales acordaron alcanzar para el año 2015 con el fin de reducir la pobreza extrema, reducir las tasas de mortalidad infantil, luchar contra epidemias de enfermedades, como el VIH/SIDA, y fomentar una alianza mundial para el desarrollo.

Al concluir el período de vigencia de los ODM, en septiembre de 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sustentable, después de un amplio proceso participativo, en el que formaron parte representantes de estado miembros de las Naciones Unidas, sociedad civil, sector privado y la academia. Acciones Sustentables Que Se Pueden Realizar En La Escuela La Agenda 2030 comprende 17 Objetivos del Desarrollo Sustentable (ODS) estructurados en 169 metas, la descripción de los ODS tiene como eje central a las personas, el planeta, la prosperidad, la participación colectiva y la paz con el propósito de poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad, la injusticia, y garantizar la protección del medio ambiente y sus recursos naturales.

La Agenda 2030 es universal y transformadora un plan de acción ambicioso para redirigir al mundo hacía un futuro sostenible, retoma los Objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM) y es una oportunidad para desarrollar nuevos procedimientos e intensificar esfuerzos que logren incidir en el cumplimiento de las metas y aspiraciones planteadas por la comunidad internacional.

El cumplimiento de los ODS requiere el fortalecimiento de vínculos y el involucramiento de los diversos actores: sociedad civil, gobiernos, sector privado, y sector educativo para generar y la formular políticas públicas, y estrategias que permitan actuar con urgencia en la implementación de la Agenda 2030 y el logro de los ODS.

¿Qué actividades humanas son sostenibles?

Sostenibilidad ambiental Algunos ejemplos de medidas que se pueden tomar para conseguirlo son el uso de políticas de agricultura sostenible y desarrollo rural, empleo de energías renovables, ahorro de agua, reciclaje, el control de la deforestación o una movilidad sostenible.

¿Qué es un proyecto ecologico escolar?

Acciones Sustentables Que Se Pueden Realizar En La Escuela Proyectos Ambientales Escolares: Alumna de Proyecto Ambiental Escolar Los Proyectos Ambientales Escolares o PRAE son una estrategia pedagógica que busca promover propuestas educativas relacionadas al abordaje de inquietudes y necesidades ambientales de un territorio o institución especifica. Acciones Sustentables Que Se Pueden Realizar En La Escuela Archivo SED: Ejemplo de Proyecto Ambiental Escolar «La educación ambiental es un proceso de apropiación y comprensión integral de la realidad que se fundamenta en la reflexión, el análisis crítico de las condiciones ambientales, actuales y futuras», dice la Secretaría de Educación Distrital. Te puede interesar – ¿Ya conoces las cinco Aulas Ambientales de nuestra ciudad?

¿Qué cosas pueden ser sustentables?

El uso sustentable de los recursos refiere a la capacidad de hacer uso de recursos naturales sin producir mayores daños a la naturaleza, y a la capacidad de reproducción y reabastecimiento de estos recursos en el tiempo. Por ejemplo: reciclado de los desechos industriales, duchas cortas, pilas recargables.

La idea de sustentabilidad implica el fuerte principio moral de que el bienestar humano debe buscarse necesariamente dentro de la capacidad del medio ambiente natural para sostenerlo, de modo tal que el crecimiento económico y el desarrollo tecnológico para mejorar las condiciones de vida de las personas debería enfrentar ciertas limitaciones físicas: la evolución exponencial de estas dos cuestiones en los últimos años hace que parezca dificultoso pensar en que esa vorágine se detenga por alguna razón.

No hay, de todos modos, una relación intrínseca entre el uso sustentable de los recursos y la limitación del progreso. En todo caso, puede suceder que a medida que la población humana aumente, la presión sobre los ecosistemas crece debido a la mayor extracción de recursos. Acciones Sustentables Que Se Pueden Realizar En La Escuela La mayoría de las organizaciones propulsoras del uso sustentable afirman que es posible generar un desarrollo económico congruente con el cuidado del medio ambiente: actividades relacionadas con la agricultura orgánica, las evaluaciones de impacto ambiental, la certificación y el eco etiquetado, cuotas para la pesca, zonas protegidas, y la reducción de fuegos en el monte.

  • Sin embargo, hay también ocasiones en las que el uso de los recursos naturales puede hacerse de diferentes modos, siendo los menos sustentables aquellos que menos costos fijos y variables tienen.
  • Los habituales conflictos respecto al uso indiscriminado de las fuentes de energía no renovables, así como las típicas confrontaciones por las condiciones de extracción de la minería forman parte de los conflictivos casos.

Esta contradicción muchas veces puede ser superada por medio de la intervención de los Estados subsidiando ciertas actividades más sustentables, pero cuando los negocios son tan grandes es posible que su acción se vea limitada. Acciones Sustentables Que Se Pueden Realizar En La Escuela

¿Cuáles son los 6 ejes de la sustentabilidad?

1196 palabras 5 páginas EJES DE LA SUSTENTABILIDAD: ECOLÓGICO, SOCIAL, ECONÓMICO, ESPIRITUAL, POLÍTICO, INTELECTUAL. SUSTENTABILIDAD: «La sustentabilidad es una característica de un proceso o estado, que puede mantenerse indefinidamente». El término sustentabilidad refiere al equilibrio existente entre una especie con los recursos del entorno al cual pertenece.

Básicamente, la sustentabilidad, lo que propone es satisfacer las necesidades de la actual generación pero sin que por esto se vean sacrificadas las capacidades futuras de las siguientes generaciones de satisfacer sus propias necesidades, es decir, algo así como la búsqueda del equilibrio justo entre estas dos cuestiones.

La sustentabilidad puede estudiarse e incluso manejarse a través de varios ver más El eje de la sustentabilidad espiritual se refiere al equilibrio que debe existir entre el hombre y la naturaleza. En el siguiente esquema se muestran los ejes de la sustentabilidad y algunas acciones que se pueden realizar de acuerdo al eje, todo ello con la finalidad de realizar programas y actividades que favorezcan el desarrollo sustentable del planeta.

Actividad 7: Revisa el video «Xel Há 15 años de sustentabilidad ecológica» http://www.youtube.com/watch?v=KPnEHG5WFJM Investiga si en tu comunidad, existe algún plan de desarrollo sustentable o una empresa que lo aplique; en tu libreta explica cómo lo aplica y desde cuándo.2.2 DESARROLLO SUSTENTABLE.

«Proceso de cambio por medio del cual la utilización de los recursos naturales, la dirección de las inversiones, la orientación de los progresos tecnológicos y la modificación de las instituciones concuerdan con las necesidades de las generaciones presentes y futuras» (Fuente: CMMAD, «Nuestro Futuro Común», 1987).

¿Cómo aplicar el desarrollo sustentable en la vida cotidiana?

A menudo nos encontramos ante la duda de cómo podemos con nuestro comportamiento influir positivamente en el desarrollo sostenible, es preciso entender que los problemas que afectan la sostenibilidad no están restringidos a las grandes empresas, de una forma u otra todos contribuimos con nuestro granito de arena.

  1. Las soluciones a los problemas que afectan el desarrollo sostenible no debe limitarse únicamente a las políticas, estrategias y estándares diseñados y establecidas en las empresas.
  2. Aunque parezcan insignificantes, nuestras acciones individuales pueden contribuir considerablemente y de manera positiva en la sostenibilidad, es preciso nuestro compromiso y concientización para lograr un desarrollo verdaderamente sostenible.

A continuación les presento un conjunto de medidas que debemos contemplar para contribuir con esta importantísima causa. Reducir (no malgastar recursos)

Controlar el consumo de agua en la higiene, riego y piscinas. Incorporar dispositivos de ahorro del agua en grifos y cisternas. Ducha rápida; cerrar grifos mientras nos cepillamos los dientes, afeitamos o enjabonamos. Proceder al riego por goteo, regar a primeras y últimas horas del día. Reducir el consumo de energía en iluminació, usar bombillas de bajo consumo: fluorescentes compactas y LED (Light Emitting Diode). Apagar las luces innecesarias (vencer inercias) y aprovechar al máximo la luz natural. Utilizar sensores de movimiento para que se encienda la luz sólo cuando es necesario Reducir el consumo de energía en calefacción, refrigeración y cocinado. Aislar (aplicar las normas adecuadas de aislamiento de las viviendas) No programar temperaturas muy altas (abrigarse más) o excesivamente bajas (ventilar mejor, utilizar toldos, persianas); utilizar temporizador y situar los termostatos en lugares adecuados. Apagar los radiadores o acondicionadores innecesarios (vencer inercias) Cocinar de manera eficiente: aprovechar el calor residual, no calentar más agua que la necesaria y no precalentar en horno si no es necesario. Reducir el consumo de energía en transporte, usar transporte público, la bicicleta y/o desplazarse a pie. Organizar desplazamientos de varias personas en un mismo vehículo. Reducir la velocidad, conducir de manera eficiente. Evitar los ascensores siempre que sea posible. Cargar adecuadamente lavadoras, lavaplatos, etc. Apagar completamente la TV, el ordenador y otros electrodomésticos. Cuando no se utilizan; desconectar los cargadores de móviles y de otros aparatos electrónicos. Disminuir el consumo de pilas o utilizar las que sean recargables. Descongelar regularmente el frigorífico, comprobar que las puertas cierran bien, revisar calderas y calentadores. Reducir el consumo energético en alimentación, mejorándola al mismo tiempo. Consumir productos de temporada y de agricultura ecológica. Reducir el uso de papel, evitar imprimir documentos que pueden leerse en la pantalla. Escribir, fotocopiar e imprimir a doble cara y aprovechando el espacio (sin dejar márgenes excesivos) Evitar el correo comercial; borrarse de las bases de datos de las empresas de publicidad. Felicitar, comunicar y convocar reuniones electrónicamente. Utilizar papel reciclado. Reducir (¡mejor evitar!) el uso de plásticos, latas, objetos con pilas, materiales con sustancias tóxicas, etc. Disminuir el consumo de plásticos, y en particular de PVC, en juguetes, calzado, pequeños electrodomésticos, productos de limpieza y demás (si es inevitable), elegir reciclables (PET, HDPE, etc.), reutilizándolos al máximo. Evitar aparatos y juguetes eléctricos con pilas. Reducir el consumo de productos que contengan sustancias tóxicas, como insecticidas, disolventes, desinfectantes, quita manchas, abrillantadores, productos de limpieza agresivos («limpiar sin cloro»), no comprar ropa que deba limpiarse en tintorerías o utilizar tintorerías ecológicas, etc. Rechazar el consumismo: practicar e impulsar un consumo responsable. Analizar críticamente los anuncios (ver www.consumehastamorir.com). No dejarse arrastrar por campañas comerciales: San Valentín, Reyes, entre otras. Programar las compras (ir a comprar con lista de necesidades)

Reutilizar todo lo que se pueda

Reutilizar el papel Imprimir, por ejemplo, sobre papel ya utilizado por una cara Reutilizar el agua: utilizar el agua del lavado de frutas y verduras y el de la cocción de huevos (enriquecida con calcio) para regar planta. En particular evitar bolsas y envoltorios de plástico, papel de aluminio y vasos de papel. Sustituirlos por reutilizables, reparándolos cuando sea necesario, mientras se pueda utilizar productos reciclados (papel, tóner) y reciclables. Rehabilitar las viviendas, hacerlas más sostenibles (mejor aislamiento, etc.) evitando nuevas construcciones)

Reciclar

Separar los residuos para su recogida selectiva («compactándolos» para que ocupen menos) Llevar a «Puntos Limpios» lo que no puede ir a los depósitos ordinarios. Reciclar pilas, móviles, bombillas que contengan mercurio, ordenadores, aceite, productos tóxicos.

Utilizar tecnologías respetuosas con el medio y las personas

No comprar productos sin cerciorarse de su inocuidad: vigilar la composición de los alimentos, productos de limpieza, ropa y evitar los que no ofrezcan garantías Evitar esprays y aerosoles (utilizar pulverizadores manuales) Aplicar las normas de seguridad en el trabajo y en el hogar. Optar por las energías renovables en el hogar, automoción, etc. Utilizar aparatos que funcionen con energía solar: radios, cargadores de móviles, ordenadores Portátiles. Utilizar electrodomésticos eficientes, de bajo consumo y poca contaminación (A++)

Contribuir a la educación y acción ciudadana

Realizar tareas de divulgación e impulso: aprovechar prensa, Internet, video, ferias ecológicas y materiales escolares. Ayudar a tomar conciencia de los problemas insostenibles y estrechamente vinculados: consumismo, explosión demográfica, crecimiento económico depredador, degradación ambiental y desequilibrios. Informar de las acciones que podemos realizar e impulsar a su puesta en práctica, promoviendo campañas de uso de bombillas de bajo consumo, reforestación y asociacionismo. Ayudar a concebir las medidas para la sostenibilidad como una mejora que garantiza el futuro de todos y no como una limitación. Impulsar el reconocimiento social de las medidas positivas para un futuro sostenible. Estudiar y aplicar lo que se puede hacer por la sostenibilidad como profesional Investigar, innovar y enseñar. Contribuir a ambientalizar el lugar de trabajo, el barrio y ciudad donde habitamos.

Participar en acciones sociopolíticas para la sostenibilidad

Respetar y hacer respetar la legislación de protección del medio de defensa de la biodiversidad Evitar contribuir a la contaminación acústica, luminosa o visual. Manifestar a los comercios nuestra disconformidad con el uso de envoltorio excesivo, derroche de bolsas de plástico, no separado de basuras, etc. No fumar donde se perjudique a terceros y no arrojar nunca colillas al suelo No dejar residuos en el bosque, en la playa. Evitar residir en urbanizaciones que contribuyan a la destrucción de ecosistemas y/o a un mayor consumo energético. Tener cuidado con no dañar la flora y la fauna. Cumplir las normas de tráfico para la protección de las personas y del medio ambiente Denunciar las políticas de crecimiento continuado, incompatibles con la sostenibilidad Denunciar los delitos ecológicos: talas ilegales, incendios forestales, vertidos sin depurar, urbanismo depredador. Respetar y hacer respetar los Derechos Humanos, denunciar cualquier discriminación, étnica, social y de género. Colaborar activamente y/o económicamente con asociaciones que defienden la sostenibilidad. Apoyar programas de ayuda al Tercer Mundo, defensa del medio ambiente, ayuda a poblaciones en dificultad y promoción de Derechos Humanos. Reclamar la aplicación de impuestos solidario Promover el Comercio Justo. Rechazar productos fruto de prácticas depredadoras (maderas tropicales, pieles animales, pesca esquilmadora, turismo insostenible) o que se obtengan con mano de obra sin derechos laborables, trabajo infantil y apoyar las empresas con garantía. Reivindicar políticas informativas claras sobre todos los problemas. Defender el derecho a la investigación sin censuras ideológicas. Exigir la aplicación del principio de precaución Oponerse al unilateralismo, las guerras y las políticas depredadoras Exigir el respeto de la legalidad internacional Promover la democratización de las instituciones mundiales (FMI, OMC, BM) Respetar y defender la diversidad cultural Respetar y defender la diversidad de lenguas. Respetar y defender los saberes, costumbre y tradiciones (siempre que no conculquen derechos humanos). Dar el voto a los partidos con políticas más favorables a la sostenibilidad. Trabajar para que gobiernos y partidos políticos asuman la defensa de la sostenibilidad Reivindicar legislaciones locales, estatales i universales de protección del medio «Ciberactuar»: Apoyar desde el ordenador campañas solidarias y por la sostenibilidad.

See also:  Como Se Llama La Escuela De Magia De Harry Potter?

Evaluar y compensar

Realizar auditorías del comportamiento personal Hacer un adecuado seguimiento de nuestras contribuciones a la sostenibilidad en la vivienda, transporte, acción profesional y ciudadana. Compensar las repercusiones negativas de nuestros actos cuando no podemos evitarlos (emisiones de CO2, uso de productos contaminantes) mediante acciones positivas (Ver www.ceroco2.org )

Conviene seleccionar inicialmente aquéllas medidas que se vean más realizables y consensuar planes y formas de seguimiento que se conviertan en impulso efectivo, favorezcan resultados positivos y estimulen una implicación creciente. NOTA: Estas medidas fueron tomadas del documento de trabajo realizado como una contribución a la Década de la Educación por un futuro sostenible (2005-2014) instituida por Naciones Unidas para hacer frente a la actual situación de emergencia planetaria (www.oei.es/decada).14 comentarios / 30 Abr 2012 por Cristina Perez Sin categoría / Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. plugin cookies ACEPTAR Aviso de cookies

¿Cómo se puede aplicar el desarrollo sustentable en la vida cotidiana?

>>>English version El desarrollo sostenible suscitó por primera vez la preocupación de muchos en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo celebrada en Río de Janeiro en 1992. El objetivo de la cumbre era bosquejar planes y estrategias para combatir los problemas de degradación ambiental abordados en el Informe Brundtland «Nuestro futuro común». En el informe, el desarrollo sostenible se define como: «Un desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades». Acciones Sustentables Que Se Pueden Realizar En La Escuela Podríamos pensar que el desarrollo sostenible es una decisión que debe tomar el gobierno y no tiene nada que ver con eso. Pero muchos de nosotros subestimamos nuestra propia capacidad. De hecho, podemos llevar las ideas de la sostenibilidad a nuestra vida cotidiana usando un truco: tener en cuenta las tres «pes» cada vez que necesitemos tomar una decisión.

PPP: Planeta – ¿La decisión causa algún impacto ambiental? Personas – ¿La decisión cumple con sus necesidades? ¿Beneficia a los demás y a la comunidad en general? Provecho – ¿La decisión te beneficia económicamente? De hecho, la mayoría de nuestras decisiones están relacionadas con nuestras necesidades diarias, que sonprincipalmente alimentos y suministros diarios.

El truco es considerar el ciclo de vida de un producto y pensar en dónde viene, dónde se fabrica y qué pasa cuando se convierta en residuos. Salonen y Åhlberg (2011) sugirieron seis enfoques para llevar el pensamiento de sostenibilidad a la vida cotidiana.

Enfoque del ciclo de vida. Prefiere los productos duraderos y duraderos y extiende su vida útil reparándolos. Este enfoque también implica comprar menos cosas inútiles. Preferir los alimentos orgánicos. Ningún producto químico sintético está implicado en su producción. Generan menos impactos menos negativos sobre el suelo, las aguas subterráneas y los ecosistemas.

¡También son buenos para nuestra salud! Apoyar y fortalecer las empresas locales. Reduce la dependencia de la economía mundial, apoya unos trabajos que son comparativamente más transparentes y justos. Además, se consume menos energía durante el proceso de transporte de los productos.

Elegir productos eco-eficientes. Productos que utilizan un mínimo de recursos (agua, energía y materias primas). Ser parte de la comunidad. La participación social que nos vincula, beneficia el medio ambiente, la salud física y la mental. Cambiar de lo materialista a lo post-materialista. Es una transición de «tener» a «ser» y «hacer».

Prioriza servicios tales como instalaciones deportivas públicas, parque, biblioteca, mantenimiento, reparación y servicios de alquiler. Los resultados de estas acciones son significativos. • Minimiza los impactos ambientales al mismo tiempo que mantiene nuestra calidad de vida.

• Promueve la igualdad de todos, que compartimos un futuro común. • Beneficia los equipamientos públicos y genera empleos. • Promueve la inclusión social y desarrolla comunidades saludables. Si cotejamos los resultados con los objetivos del desarrollo sostenible, podemos ver que los objetivos se cumplen.

Muchos de nosotros subestimamos el impacto de nuestra acción en el medio ambiente. Hay un proverbio en lengua malaya: «Sedikit-sedikit lama-lama jadi bukit», que literalmente significa que una muy pequeña cantidad, poco a poco se acumulará en una montaña.

  • Este proverbio no sólo puede ilustrar la circunstancia actual en la que se acumulan los residuos y la contaminación, sino que también ilustra que juntos podemos hacer un mundo mejor.
  • Únete a la sostenibilidad, nuestra acción tiene un impacto! Puedes obtener más información sobre la sostenibilidad en la vida cotidiana en este curso en línea,

Referencia: Salonen, Arto O. y Mauri Åhlberg. «Sostenibilidad en la vida cotidiana: integración de metas ambientales, sociales y económicas». Sostenibilidad: The Journal of Record 4.3 (2011): 134-142. Web. Lim Shuang Ao Major in Environment and Sustainable Development, in the Hong Kong Polytechnic University Intern at Fundación Vida Sostenible

¿Qué podemos hacer para el uso sustentable de los recursos?

Acciones para cuidar el medio ambiente partir de actividades cotidianas como transportarnos, asearnos, viajar, cocinar o comprar productos, y los impactos de éstas en el ambiente, es importante reflexionar en nuestros hábitos de consumo y actitudes hacia el cuidado y protección del ambiente.

En nuestra casa, trabajo, comunidad o escuela podemos iniciar actividades concretas para mejorar el entorno. Para lograrlo necesitamos observar nuestro alrededor e identificar alternativas menos dañinas al ambiente, cambiar conductas y tomar decisiones basadas en el mejoramiento de la calidad de vida.

Te invitamos a utilizar y enriquecer este material con tu creatividad y experiencia para fomentar una cultura ambiental en todo el país. En la calle No tires basura en las calles. Evita quemar basura, hojas y otros objetos, así como hacer fogatas en bosques o en plena ciudad. Riega las plantas durante la noche o muy temprano, cuando el Sol tarda más en evaporar el agua. Reutiliza el agua que juntaste de la regadera y de lavar las verduras para regar las plantas o el jardín. En la escuela educe la cantidad de residuos que generas, para tus bebidas en la escuela o el trabajo utiliza contenedores que se puedan usar muchas veces. Emplea productos en envases rellenables. Reutiliza al máximo todos los artículos o productos antes de deshacerte de ellos.

  • En el recreo procura comer frutas y verduras y bebe agua pura para quitarte la sed.
  • Los residuos orgánicos, como cáscaras de frutas y verduras, sobrantes de comida servilletas de papel, pasto, hojas, ramas, entre otros, deberán ir en un contenedor especial.
  • Con la materia orgánica puede producirse composta, la cual sirve como abono natural de hortalizas y árboles o para enriquecer el suelo.
  • Clasifica los residuos inorgánicos en forma independiente según su tipo; aplasta las latas de aluminio para reducir su volumen; junta y aplasta todos los envases y botellas de plástico, esto facilita su clasificación y reciclaje.
  • Enjuaga los envases usados de cartón y aplástalos para facilitar su acopio.
  • En el hogar

Limpia pisos, paredes y vidrios con dos cubetas de agua; una para limpiar y otra para enjuagar. No abuses de los productos de limpieza. Aprovecha el agua jabonosa para lavar los escusados. Si la del enjuague está libre de productos de limpieza, utilízala para regar las plantas o el jardín.

Antes de lavar los trastos, retira los residuos orgánicos (comida) y deposítalos en un bote o bolsa; no los arrojes por el drenaje ni los revuelvas con los residuos inorgánicos. Remoja los trastos de una sola vez; si tienen mucha grasa, utiliza agua caliente. Enjabónalos con la llave cerrada y enjuágalos rápidamente bajo un chorro moderado.

Cuida que la llave del fregadero no gotee. Cambia los empaques cada vez que sea necesario. Instala un economizador de agua. Es un dispositivo barato y fácil de colocar. Lava las verduras en un recipiente con agua; tállalas con los dedos o con un cepillo y desinféctalas.

Reutiliza esta agua para el escusado o regar plantas. Si lavas la ropa en el lavadero, no desperdicies el agua. Reutiliza el agua con la que enjuagaste para remojar la siguiente tanda de ropa sucia. Utiliza la lavadora sólo para cargas completas. Esto ayuda a ahorrar agua y energía eléctrica. Talla a mano o con cepillo las partes más sucias de la ropa, para evitar dobles o triples lavadas.

Utiliza la mínima cantidad de jabón o detergente. Además de requerir menos agua para enjuagarla, la ropa dura más. En el trabajo

  1. Apaga el equipo a tu cargo: CPU,monitor, impresoras, bocinas, reguladores, etc., cuando no lo estés utilizando, y al finalizar tu jornada verifica que tanto los equipos como las luces de tu área de trabajo estén apagadas
  2. En caso de que se requiera el uso de Aire Acondicionado: Optimízalo, con mantenimiento preventivo y correctivo, evitando fugas o pérdidas de calor.
  3. Utiliza el papel prudentemente y aumenta el uso de archivos electrónicos que permitan disminuir el almacenamiento de papel, con apoyo de scanner.
  4. Evita dentro de lo posible, el uso de desechables, principalmente el unicel.
  5. Apaga el equipo a tu cargo: CPU,monitor, impresoras, bocinas, reguladores, etc., cuando no lo estés utilizando, y al finalizar tu jornada verifica que tanto los equipos como las luces de tu área de trabajo estén apagadas
  6. En caso de que se requiera el uso de Aire Acondicionado: Optimízalo, con mantenimiento preventivo y correctivo, evitando fugas o pérdidas de calor.
  7. Utiliza el papel prudentemente y aumenta el uso de archivos electrónicos que permitan disminuir el almacenamiento de papel, con apoyo de scanner.
  8. Evita dentro de lo posible, el uso de desechables, principalmente el unicel.

Utiliza vegetación natural, para crear microclimas en espacios interiores y siembra árboles al exterior, alrededor del edificio. Propicia en tu oficina las compras verdes, estableciendo criterios ambientales. Al enviar documentos por mensajería, coméntalo con tus compañeros, así aprovecharás un solo embarque.

Prográmalo sólo una vez al día, para evitar llamar constantemente a la empresa de mensajería y disminuir costos. Utiliza preferentemente el correo electrónico para envío de documentos, en especial si lleva varios C.C.P. (Oficios, informes, memorandums, etc.) Aprovecha al máximo la luz y ventilación natural.

En el transporte Reduce el uso de tu automóvil en la medida de lo posible Procura transportarte junto con otras personas y emplear más a menudo el transporte público. Evita que se sobrellene el tanque de gasolina. Así se evitan derrames y que se evaporen los compuestos de gasolina.

  • No conduzcas a altas velocidades y evita frenar o arrancar repentinamente, ya que esto genera un mayor consumo de combustible.
  • Si tu familia piensa cambiar de coche o adquirir uno, convéncelos de que sea uno con una tecnología que permita una reducción de las emisiones de contaminantes.
  • Consumo responsable

Los productos o servicios que consumimos tienen su origen en los recursos naturales. Estar conscientes de lo que compramos nos permitirá tomar decisiones y consumir con responsabilidad. Recuerda, entregar a las futuras generaciones un planeta donde puedan tener una vida digna depende de lo que hagamos hoy.

  1. Compra productos empacados de forma más sencilla y con menos plásticos.
  2. Reduce al mínimo el uso de productos desechables y elige envases retornables.
  3. Prefiere los productos cuyos envases de plástico tengan el logotipo de reciclable o reciclado.
  4. Reutiliza las bolsas del súper para las compras.
  5. Compra limpiadores y productos de limpieza que en la etiqueta diga que son biodegradables.
  6. Si depositas el papel higiénico en el escusado, cómpralo blanco, ya que el de color contamina el agua.
  7. Compra de preferencia productos elaborados localmente.
  8. Nunca compres productos derivados de especies en peligro de extinción, como corales, carey, huevos de tortuga, plumas de aves o pieles de animales.
  9. No compres animales exóticos como mascota.

En Navidad, prefiere un árbol natural mexicano, revisa que haya sido cultivado en plantaciones forestales y que cumpla la norma establecida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. De esta manera ayudas a conservar los bosques y a las comunidades rurales del país.

  • Prefiere árboles con raíz para poder plantarlos más tarde en un jardín o una maceta.
  • Consume productos orgánicos, es saludable, amigable con el medio ambiente y favorece la conservación de la diversidad de especies agropecuarias y forestales mexicanas.
  • Come mucho más frutas y verduras, y más verduras verdes.
  • Come menos harinas refinadas y más harinas integrales.
  • Busca alimentos de temporada, son más económicos.
  • Bebe agua pura para quitarte la sed.
  • Enseña a tus hijos estos hábitos desde pequeños.
  • Manejo de residuos

La creciente generación de residuos y su manejo inadecuado ocasionan problemas de salud, una desagradable imagen en los campos y ciudades, así como la contaminación del suelo, el agua y el aire. Esto se debe principalmente al aumento de la población y a las formas de producción y consumo basadas en una cultura de desperdicio.

  1. La creciente generación de residuos
  2. La creciente generación de residuos y su manejo inadecuado ocasionan problemas de salud, una desagradable imagen en los campos y ciudades, así como la contaminación del suelo, el agua y el aire.
  3. Esto se debe principalmente al aumento de la población y a las formas de producción y consumo basadas en una cultura de desperdicio.
See also:  Como Debe Ser La Nueva Escuela Mexicana?

La basura se crea al mezclar los residuos sólidos de todo tipo (orgánicos e inorgánicos). Todos podemos contribuir a reducir la cantidad de basura si practicamos las 3R: reducir, reutilizar y reciclar. Consejos sobre el consumo sustentable Reduce la cantidad de residuos que generas.

Prefiere lavar que desechar: en fiestas y días de campo emplea utensilios lavables; para tus bebidas en la escuela o el trabajo utiliza contenedores que se puedan usar muchas veces. Emplea productos en envases rellenables. Reutiliza al máximo todos los artículos o productos antes de deshacerte de ellos.

Por ejemplo, usa las hojas de papel por ambos lados; transforma las latas en lapiceros, joyeros o macetas; utiliza las bolsas del súpermercado para los residuos o futuras compras; usa los frascos de vidrio para guardar otras cosas; fabrica juguetes con cajas usadas.

¡Dale vuelo a tu imaginación! Desecha sólo lo que ya no se pueda volver a usar. Aprovecha el agua jabonosa para lavar los escusados. Si la del enjuague está libre de productos de limpieza, utilízala para regar las plantas o el jardín. Organiza ventas de garaje de los artículos que ya no te son útiles pero que pueden servir a otras personas.

La donación es una buena práctica. Reciclar es más fácil si separas tus residuos (orgánicos e inorgánicos). : Acciones para cuidar el medio ambiente

¿Cómo aplicar el desarrollo sustentable en la vida cotidiana?

A favor del consumo sustentable Aprendizaj e esperado : p ractica acciones de consumo sustentable con base en la valoración de su importancia en la mejora de las condiciones naturales del ambiente y la calidad de vida. Énfasis: i dentificar los beneficios de la práctica de acciones de consumo sustentable para las condiciones naturales del ambiente y la calidad de vida.

¿Qué vamos a aprender? En esta sesión continuarás reflexionando acerca del consumo y la generación de productos, bienes y servicios. Es fabuloso cómo un material es transformado en un producto, y al mismo tiempo es lamentable que mediante estos procesos se cause tanto impacto en el ambiente y, en consecuencia a nosotros mismos.

Para profundizar en esta reflexión, en esta sesión analizarás con mayor detalle los beneficios que trae consigo el llevar a cabo prácticas de consumo sustentable con el ambiente, lo que te ayudará a tener un consumo sustentable con el medio ambiente y a mejorar tu calidad de vida. ¿Qué hacemos? Para comenzar necesitas hacer un pequeño repaso de la clase pasada. Revisaste la producción y el consumo de diversos productos, bienes y servicios, y reflexionaste sobre las diferencias entre estos conceptos, ya que dependiendo de la naturaleza y la necesidad que buscan satisfacer serán las características de cada uno, también analizaste la necesidad de comprometerte con el ambiente.

Finalmente, identificaste acciones para comenzar a practicar un consumo responsable y sustentable, ¿Recuerdas cuáles fueron esas acciones alternativas para el consumo sustentable en la vida cotidiana? Por ejemplo adquirir lo necesario para no generar residuos de más y para no gastar mucho dinero; consumir productos locales y sin envases; reutilizar recipientes de vidrio y plástico provenientes de otros productos como mermeladas y conservas; mantener encendidas las luces que estamos ocupando en un momento determinado; desconectar los aparatos eléctricos como el microondas cuando no los estés utilizando; y ser más moderados en nuestro consumo de agua al llevar a cabo nuestras actividades diarias.

¿Cuáles ya has practicado? Rocío, una niña de sexto grado trató de aplicar estas medidas y no ha sido tan sencillo como pensaba que sería. Ella buscó comenzar a consumir productos locales y sugirió a su familia que en lugar de ir a un supermercado fueran a un tianguis o mercado cercano a hacer sus compras y llevar sus propios recipientes para cosas como semillas y productos de origen animal como queso o jamón.

La idea no entusiasmó a sus familiares, decían que necesitaban cosas que sólo podían encontrar en el supermercado, como algún cereal específico. Ella les dijo que en el mercado o en el tianguis podían encontrar diversos cereales a granel, pero insistieron en que no era lo mismo. Este ejemplo muestra cómo al principio puede ser complicado poner en práctica las diversas acciones para el consumo sustentable, sobre todo si las personas están acostumbradas a ver como algo normal adquirir los productos en el supermercado, sin embargo, los beneficios pueden verse fácilmente, por ejemplo, en el caso del cereal, cuando se compra en el supermercado, además de pagar por el producto, se está pagando por la bolsa de plástico y la caja de cartón en las que viene envuelto, lo cual significa dos cosas: el precio que se paga puede ser mayor, y se generan mayor cantidad de desechos, en cambio, si se compra el cereal suelto o a granel y se lleva un recipiente propio, el costo del producto es menor y estamos disminuyendo considerablemente la cantidad de residuos.

Encontrando estos beneficios puedes comenzar a realizar consumos de manera más sustentable. Verás que poco a poco irás generando nuevos hábitos y será más sencillo. Por ejemplo, al principio te costará trabajo mantener encendidas las luces que realmente necesitas, pues seguramente estabas acostumbrado a llegar a tu casa y prender varias luces, pero poco a poco irás generando el hábito de sólo encender la luz que estás usando.

  • ¿Qué has hecho para fomentar el consumo responsable entre tus familiares o personas cercanas? La compra de cereales a granel y la compra de productos sin envolturas puede ser bueno para nosotros como consumidores y para el medio ambiente.
  • Una manera de encontrar otras prácticas de consumo sustentables es investigar y tener claros cuáles son los beneficios de cada acción, para así poderlos comunicar a las y los demás y propiciar la reflexión.

Este es el tema de hoy, los beneficios del consumo sustentable. Observa un video en el que conocerás más sobre el consumidor responsable, cómo llegar a serlo, y de la necesidad del compromiso conjunto de todos los eslabones en la cadena de producción. Acciones Sustentables Que Se Pueden Realizar En La Escuela

Video: Consumo sustentable https://www.youtube.com/watch?v=KaJlmhmkcLM&feature=youtu.be Como pudiste observar, un beneficio de adquirir sólo lo necesario es que esto nos ayuda a hacernos conscientes de cuáles son nuestras necesidades reales e inmediatas y cuáles pueden esperar o incluso son innecesarias. Haciendo esto también ahorraremos dinero, además de que generaremos menos desechos. Adquirir solo lo necesario también nos podría ayudar a que no se eche a perder la comida por comprar de más, eso pasa muy seguido y es muy común porque muchas personas no han aprendido a identificar sus necesidades primordiales de consumo. También conviene consumir la mayor cantidad de productos, bienes y servicios producidos dentro de nuestra comunidad, para promover la actividad económica de nuestro entorno, de esa manera, hay más oportunidades de empleo en nuestra localidad y así la gente tiene trabajo. Lo que mejora la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas, mejorando así la convivencia en la comunidad. Por si fuera poco, si consumes localmente, puedes ahorrar tiempo y dinero en traslados, pues no tienes que desplazarte grandes distancias, puedes ir caminando y eso, incluso, puede tener impactos positivos en tu salud. Otra estrategia para consumir de manera más sustentable es evitar empaques en los productos que eliges. Con esta práctica se reduce la cantidad de desechos que tiras a la basura, además te obligas a cuidar los recipientes que utilizas para guardar los objetos sueltos. Generalmente, los productos que se pueden comprar a granel son más baratos porque se reducen los costos de producción y distribución, de tal manera que su precio final disminuye. BENEFICIOS DEL CONSUMO RESPONSABLE Nos hacernos conscientes de cuáles son nuestras necesidades. Ahorramos dinero. Evitamos desperdicios de comida. Empleos justos. Responsabilidad social. Cuidamos el ambiente. Además, la producción de artículos sin empaque disminuye la necesidad de usar los recursos que se destinan a su producción, que al final terminarán en la basura. Ahora bien, al comprar productos sin empaque, ¿Cómo los almacenaríamos? Una gran opción es reutilizar recipientes de vidrio, plástico, aluminio o algún otro material duradero provenientes de otros productos; otra opción es adquirir recipientes duraderos que nos servirán durante varios años en nuestras prácticas de consumo cotidianas, de este modo podemos almacenar los productos que compramos a granel, al tiempo que reutilizamos y disminuimos la cantidad de residuos que generamos. Eso quiere decir que hay acciones para el consumo sustentable que se complementan entre sí. La mayoría de acciones para el consumo sustentable se conectan unas con otras, haciendo aún más significativo el efecto de dichas acciones. Por ejemplo, si compramos productos a granel y además los almacenamos en recipientes reutilizados, podemos ahorrar aún más dinero, y a largo plazo, la disminución de residuos se puede reflejar en la mejora progresiva de la calidad del aire y del agua debido a una reducción de la contaminación por la fabricación de empaques o embalajes desechables. BENEFICIOS DE UN CONSUMO RESPONSABLE Adquisición de productos sanos y seguros. Consumo de energía limpia. Compra de productos de comercio justo. Inversión socialmente responsable. Compra de productos de personas con dificultad de acceso al mercado laboral. Turismo responsable. ¿Y qué puede decirse acerca de las prácticas de consumo sustentable cuando se trata de servicios? Existen diversos beneficios, por ejemplo, en el caso de sólo encender las luces que estás utilizando en un momento determinado y desconectar los aparatos electrónicos cuando no los estás usando, el beneficio más evidente es que al disminuir el gasto de energía eléctrica disminuye también el costo mensual que pagamos por el servicio de luz; lo cual a gran escala significa colaborar a la mejora del medio ambiente. Otro beneficio es que prolongamos la vida útil de nuestros bienes y prevenimos posibles daños por descargas eléctricas. Como se describe en el siguiente video. Acciones Sustentables Que Se Pueden Realizar En La Escuela Video: Consejos para ahorrar energía https://www.youtube.com/watch?v=Y-Cf8ardbzg Además, podemos ahorrar aún más energía eléctrica aprovechando la luz natural del día para llevar a cabo nuestras actividades, o bien, utilizando focos de luz LED para iluminar nuestros hogares.

Esas son algunas acciones complementarias para consumir de manera responsable en nuestra vida cotidiana. Finalmente, en el caso del servicio de agua corriente, también puedes ver muchos beneficios al llevar prácticas de consumo sustentable de este recurso natural. Al igual que en las otras acciones, cuando se modera el empleo de agua en las actividades cotidianas al mínimo indispensable, puede verse un ahorro económico, sin embargo, el beneficio más importante de esta práctica de consumo responsable es que colaboramos a la reducción del impacto ecológico negativo por desperdicio de agua potable, lo que a su vez colabora a la prevención de la escasez de este recurso en nuestras colonias, comunidades, municipios, y hasta en el país.

Observa el siguiente video en donde se dan algunas recomendaciones para ahorrar agua. Acciones Sustentables Que Se Pueden Realizar En La Escuela Video: Con sejos para ahorrar agua #ECOtip.

https://www.youtube.com/watch?v=xCeaqX4EsRs Como puedes observar, cada acción, aun cuando parezca pequeña, pueda tener repercusiones importantes, y son acciones que todas y todos podemos poner en practica para beneficio común. Ahora te será un poco más sencillo darle razones a tu familia para cambiar sus hábitos de consumo, con estos argumentos todas y todos tenemos una herramienta más que nos sirve como apoyo para comprometernos con el consumo sustentable.

Actividad Te invito a poner en práctica tus conocimientos con el «Calendario de consumo sustentable». Puedes llevarlo a cabo de manera personal o familiar, y te ayudará a incluir en tus actividades cotidianas las distintas acciones de consumo sustentable. Necesitarás una hoja de papel en la que trazarás una tabla con varias columnas.

En la primera columna vas a colocar la palabra «Compromiso», y en las celdas de abajo escribirás algunas de las acciones que puedes practicar para el consumo sustentable. Hacia la derecha indica los días del mes.

Compromiso 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28
Adquirir solo lo necesario.
Consumir productos locales.
Consumir productos sin envases.
Reutilizar recipientes.
Encender solo las luces que se ocupen.
Desconectar los aparatos eléctricos cuando se usen.
Consumo moderado de agua.

Puedes colocar tu calendario en algún lugar que veas con facilidad, por ejemplo, en la puerta de la cocina. Coloca las acciones con las que te comprometas mes con mes. El objetivo es que este «Calendario de consumo sustentable» te ayude a registrar con una palomita si cumpliste con las acciones para el consumo sustentable que te comprometiste a realizar, y con un tache las que no cumpliste.

Compromiso 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28
Adquirir solo lo necesario.
Consumir productos locales. x
Consumir productos sin envases.
Reutilizar recipientes. x
Encender solo las luces que se ocupen.
Desconectar los aparatos eléctricos cuando se usen.
Consumo moderado de agua.

Situaciones como esta suelen ser muy comunes, y el calendario puede ayudarte a identificar qué tan frecuentemente ocurren, bajo qué circunstancias ocurren, y qué puedes hacer para modificarlas, y así ser constantes en tus prácticas de consumo sustentable.

En este caso es posible ayudar a quienes se encargan de las compras familiares a planificar con anticipación las compras que necesitamos hacer, por ejemplo, hacer una lista de productos y los lugares de comercio local, así podremos tener presente lo que necesitamos, dónde podemos y queremos adquirirlo, y qué debemos llevar al momento de realizar nuestra compra.

El «Calendario de consumo sustentable» te ayudará muchísimo para desarrollar de manera más sencilla y consciente hábitos que sean responsables con el medio ambiente y mejoren tu calidad de vida. El r eto de h oy: Presenta la idea del «Calendario de consumo sustentable» a tu familia e invítala a participar con el propósito de contribuir en la práctica de un consumo sustentable, comenta los beneficios que pueden tener. Acciones Sustentables Que Se Pueden Realizar En La Escuela https://libros.conaliteg.gob.mx/20/P6CNA.htm