La Escuela Como Proyecto Cultural De La Modernidad?

La Escuela Como Proyecto Cultural De La Modernidad
La escuela es el dispositivo cultural por excelencia de la modernidad. A través de ella se via- bilizó la difusión del conjunto de saberes, creencias, valores y principios en los que se asentó la propuesta moderna de la organización social, política y económica.

¿Cuál era la función de la escuela en la modernidad?

La escuela moderna, a diferencia de la educación tradicional de la religión y la familia forzosamente conservadora, es una escuela abierta al libre pensamiento y a la innovación producto del desarrollo de la ciencia, de las experiencias estéticas y del descubrimiento de normas y valores.

¿Cómo surge la escuela en la modernidad?

ORIGEN DE LA ESCUELA MODERNA Y SUS ENSEÑANZAS PARA HOY Un poco de historia de la educación El siglo XVII proporcionó dos grandes pedagogos: Juan Amós Comenio ( –) y John Locke (1632-1704). Es un siglo que aporta ciertas intuiciones e innovaciones de teorías pedagógicas y comienza la organización de la institución escolar.

Las inspiraciones acerca de la acción educativa provienen de ideas sociales y religiosas. Todo esto se pone de manifiesto en el programa y la didáctica. Los principios pedagógicos se tomaron de dos grandes corrientes filosóficas de la época: la una de tipo humanista-racionalista –inspirada en el pensamiento de René Descartes (1596-1650), filósofo francés– y la otra tiene una orientación empirista-científica y social –inspirada en el inglés John Locke–.

Veamos cada una de ellas: La corriente humanista-racionalista. El racionalismo filosófico de Des-cartes tuvo un gran influjo en la práctica educativa inspirando la corriente pedagógica denominada racionalista-disciplinar, Muchos de sus elementos eran característicos del racionalismo, tales como el concepto del «hombre como razón», como «ser pensante» ( rex cogitans ) y la importancia dada al método que garantice la validez del procedimiento para encontrar la verdad y evitar el error.

Esta corriente filosófica, aplicada al plano pedagógico, afirma que poco sirve el saber una gran cantidad de nociones sobre las cosas, ser un gran erudito, que lo que importa es desarrollar la capacidad del » instrumento del saber», –la razón– es decir, que hay que enseñar a reflexionar, razonar, conceptualizar, analizar, relacionar, pensando en el «uso que se hace del saber» para poder aprender los conocimientos cualesquiera que sean.

He oído hablar de una persona que, en la década de 1950, habiendo acabado con muy buenas calificaciones la carrera de Derecho, en dos años terminó otra carrera de Letras y, como consecuencia de una apuesta con un amigo, en los cinco años siguientes culminó la carrera de Ciencias Químicas.

Teniendo las herramientas mentales adecuadas bien desarrolladas y tiempo, se puede aprender cualquier ciencia con facilidad. El racionalismo, con clara influencia de la reminiscencia platónica, –conocer es recordar– afirma que los conocimientos dotados de las características de universalidad y necesidad –no los conocimientos concretos– derivan del espíritu del sujeto a priori, es decir, son innatos.

Según Platón, –diálogo de Menon — cuando conocemos una verdad de este tipo no estamos aprendiendo algo nuevo, sino que nuestra alma recuerda una verdad a la que tuvo acceso antes de encarnarse y vivir en este mundo material; nuestra alma recuerda algo que conoció cuando vivía en el mundo de las Ideas,

  1. La teoría de la reminiscencia es el complemento de la teoría socrática del conocimiento y de la enseñanza : enseñar no es introducir un conocimiento en la mente de un sujeto que aprende sino incitar al estudiante a que descubra una verdad que ya existe en su interior.
  2. Esta corriente pedagógica utiliza el método deductivo.

Se parte del principio de que la eficacia de la educación no depende del contenido de las cosas aprendidas o de las materias estudiadas, sino del proceso que se sigue en el aprendizaje, puesto que es el proceso quien desarrolla las capacidades de la mente que sirven después en la vida.

El que ha aprendido a razonar, el que sabe pensar, razona y piensa con el mismo éxito en cualquier situación y sobre cualquier tema. La educación vale más que la instrucción y el fin de la escuela no es informar, sino formar. En consecuencia, para esta corriente pedagógica la educación no es el aprendizaje de ciertas materias que permitan ejercer una profesión en la vida, sino el cultivo de las energías intelectuales y morales de las personas.

Para ello se programaban materias formativas, como la lógica, la filosofía, el latín, las matemáticas, la historia como maestra de la vida, etc. Es decir, la educación entendida como una disciplina de la razón y una disciplina del alma en la lucha para dominar las pasiones.

  1. Esta tendencia fue denominada disciplina-rismo pedagógico, y muchos de sus elementos son característicos del raciona-lismo.
  2. Esta corriente fue seguida, por Descartes y en parte, por Comenio, pues este autor siguió también, y, sobre todo, la corriente empirista.
  3. La corriente empirista-científica-realista.

Afirma que no se puede formar la razón a través de la realización de una especie de «gimnasia mental con la sola teoría», con esquemas, fórmulas, reglas y enseñanzas abstractas, sino que hace falta acercarla a la experiencia para que se fortalezca y consolide con el ejercicio vivo y concreto del saber acerca de las cosas.

  • El empirismo realista es la actitud filosófica que «se atiene a los hechos tal como son», sin pretender interpreta-ciones que los falsean.
  • Hace referencia a hechos positivos y concretos a diferencia de ideas y teorías.
  • Educación realista-empirista quiere decir una educación de acuerdo con la naturaleza y la vida.

Educación empirista indica su metodología fundada en la observación y experimentación directa en la naturaleza. El empirismo afirma que nuestros conocimientos derivan de la experiencia –a posteriori– y adopta el método inductivo-experimental, Esta corriente pedagógica es partidaria de una educación rica en conocimientos concretos en torno a la naturaleza y a la sociedad.

La educación debe ser una preparación para la vida a través del hábito de la observación, el análisis, la reflexión, teniendo en cuenta las peculiares aptitudes del individuo concreto. Se busca la instrucción del estudiante y se reclaman las enseñanzas científicas. En lugar de estudiar las lenguas muertas –latín y griego– se prefieren lenguas vivas que se hablan en el momento en algunos países.

La educación realista adopta los principios del empirismo y se inspira en las exigencias de la nueva civilización científica, técnica e industrial. Fue seguida por Locke y, en parte, por Comenio (siglo XVII). Solamente después de la crítica kantiana se comprenderá que la verdadera solución del problema educativo se encuentra en la fusión orgánica y constructiva de las dos fuentes del saber y del conocimiento: actividad de la razón y datos de la experiencia.

¿Qué caracteriza la cultura de la modernidad?

La sociedad industrial – La Escuela Como Proyecto Cultural De La Modernidad En la modernidad se desarrollaron fábricas donde se organizaba el trabajo. El cambio de una sociedad rural a una sociedad industrial fue paulatino, pero no por eso menos decisivo. La Revolución industrial (que comenzó a fines del siglo XVIII e inicios del siglo XIX) le dio un impulso a este proceso que modificó en adelante la economía mundial y la fisonomía de las ciudades.

El aumento de la producción a través de la organización y división del trabajo. El desarrollo de fábricas donde se organizaba el trabajo. La invención y fabricación de máquinas que reemplazaron el trabajo manual. Este es un antecedente de las innovaciones tecnológicas orientadas a aumentar beneficios que siguen vigentes en nuestros días, en que los desarrollos científicos y tecnológicos son constantemente aplicados a la producción. La aparición de un nuevo sector social, los asalariados, y el fortalecimiento de una burguesía industrial.

La sociedad industrial requería una concentración de población dado que el trabajo estaba organizado en fábricas. Las ciudades se convirtieron en centros de producción pero simultáneamente en los lugares de mayor consumo de bienes, servicios y energía,

Estas ciudades dependían, a su vez, de la producción primaria de alimentos que tenía lugar en los campos. Las desigualdades sociales que se hicieron patentes en las grandes ciudades industriales del siglo XIX influyeron en la emergencia de movimientos políticos que cuestionaban los efectos sociales del capitalismo (especialmente el socialismo).

See also:  Agresión Y Violencia En La Escuela Como Factor De Riesgo Del Aprendizaje Escolar?

Sigue con: Iluminismo

¿Por que triunfó la escuela o la modernidad dijo?

Pineau, Pablo (-2001) ‘¿Por qué triunfó la escuela?, o la modernidad dijo: ‘ Esto es educación’ y la escuela respondió: ‘Yo me ocupo’ ‘ en: Pineau, P., Dussel, I. y Caruso, M., La escuela como máquina de educar.

¿Que sostiene Pablo Pineau sobre la escuela en la Modernidad?

Pablo Pineau La condición de no escolarizado dejó de ser un atributo bastante común entre la población, al punto de que muchas veces ni siquiera se lo consignaba, para convertirse en una estigma degradante. La modernidad occidental avanzaba, y a su paso iba dejando escuelas.

¿Qué significa la Escuela Moderna?

Se trata de la escuela que es «inminentemente educativa, antepone la educación a la instrucción, no permite hacer los niños perfectos en ninguna de las ciencias, sino se contenta con abrir y disponer la mente de tal modo que les haga capaces de aprender».

¿Cuáles son los principios de la Escuela Moderna?

Principios y métodos de la Escuela Nueva Preparar al niño para el futuro en sociedad, conocedor de las libertades y las dignidades de todos los seres humanos. Fomentar el carácter y la libertad individual, desarrollar las habilidades intelectuales, artísticas y sociales del niño mediante el juego y la experiencia.

¿Quién inventó la Escuela Moderna?

28 febrero 2021 La Escuela Como Proyecto Cultural De La Modernidad Pie de foto, ‘Orbis Sensualium Pictus’ fue una obra revolucionaria: una enciclopedia ilustrada de los conocimientos humanos del siglo XVII. Maestro: Acércate, niño; ¡aprende a ser sabio! Discípulo: ¿Qué es ser sabio? Maestro: Entender, hacer y expresar correctamente lo que es necesario,

Con esta invitación empieza » Orbis Sensualium Pictus «, publicado originalmente en 1658 en latín y alemán, y -siempre con latín- traducido a al menos 12 idiomas europeos y 7 asiáticos (árabe, turco, persa, mongol, chino, coreano y japonés). Como si fuera poco, el que en español se llamó «El mundo en imágenes» pasó por 21 ediciones en el siglo XVII, 43 en el XVIII, 33 en el XIX y 9 en el XX.

Indiscutiblemente un bestseller, como lo había sido un libro anterior del mismo autor llamado » Janua linguarum reserata «, en español «La puerta de las lenguas abierta», publicado por primera vez en 1631 y traducido al griego, bohemio, polaco, alemán, sueco, holandés, inglés, francés, español, italiano y húngaro, así como 4 asiáticos.

  1. El éxito sorprendió hasta a su autor.
  2. No podría haber imaginado,
  3. Que este libro infantil recibido con aprobación universal por el mundo culto «, señaló, refiriéndose al primero.
  4. ¿El secreto? Nada menos que una revolución en la educación expresada en libros.
  5. ¿El autor? El pastor y pensador checo Jan Amos Komenský, cuyo nombre latinizado es Comenius, quien básicamente se inventó la pedagogía moderna.

Pie de foto, El reformador educativo checo y líder religioso Comenius nació en 1592, Nivnice, Moravia, dominio de los Habsburgo (ahora en la República Checa) y falleció en 1670, Ámsterdam, Países Bajos. Su ideal era que la educación estuviera al alcance de todos, sin importar género, clase social, edad, religión o nacionalidad (algo que aún no hemos logrado del todo).

¿Qué es el proyecto de la modernidad?

La idea de proyecto moderno se entiende en el sentido de fundamentar una forma de razón humana que en su uso y desarrollo garantice el advenimiento de la libertad social.

¿Qué cambios culturales trajo la modernidad?

– La Modernidad promueve transformaciones en la organización de las naciones, Se secularizaron los estados para dar paso al poder republicano, la racionalidad administrativa y la industrialización. Además, con la aparición de los Estados nación se deben reorganizar los territorios y se procede a la creación de la urbe, para conseguir un desarrollo industrial capitalista y un progreso económico y tecnológico.

  • Debido a la creación de la urbe el poder republicano debe establecer una constitución que encierra el conjunto de leyes que controlan la sociedad.
  • Para que se facilite este control se crean tres poderes estatales que ejerzan las leyes en la ciudadanía: el poder ejecutivo, el poder legislativo y el poder judicial,

Cada uno de estos posee una función específica: el primero se encarga de dictar las leyes que conforman la constitución, el segundo de aprobar dichas leyes, y el tercero de administrar la justicia en la sociedad mediante la aplicación de la constitución.

​ La racionalidad administrativa permite que nazca una nueva clase social: la burguesía ; misma que trabaja en las diferentes entidades públicas y colabora con el Estado para ejercer y hacer cumplir la constitución, es decir, las leyes que demuestran el poder del estado mediante el orden y el control.

La industrialización es el proceso que busca expandir la economía de un lugar específico mediante el desarrollo industrial. Comenzó con el modelo T de Henry Ford, el cual operativiza la producción de bienes comerciales (transformar la materia prima en productos terminados), permitiendo un ahorro de tiempo y un incremento en las ganancias.

¿Cómo influye la modernidad en la cultura?

La modernidad adquiere en cada contexto sociocultural una determinada configuración y expresión, acorde y dependiente de su herencias de tradiciones, de sus experiencias concretas vividas y de las redes institucionales particulares a su desarrollo histórico.

¿Qué piensa Bauman sobre la educación?

La educación líquida es educación entendida como Proceso; pasa de ser un conocimiento para siempre a un conocimiento de uso instantáneo, desechable o con un carácter finito. Cuando el mundo se encuentra en constante cambio, la educación debería ser lo bastante rápida para agregarse a éste (Bauman, 2008).

¿Cuál es la hipotesis que plantea Pineau?

Su hipótesis es que ‘ la consolidación de la escuela como forma educativa hegemónica se debe a que ésta fue capaz de hacerse cargo de la definición moderna de educación ‘.

¿Qué relación tiene la pedagogía con la modernidad?

Prax. Saber vol.7 no.13 Tunja Jan./Apr.2016 – EDITORIAL LA PEDAGOGÍA Y SU PRESENTE: UMBRALES Y RELACIONES ¿Qué es la pedagogía? Es la pregunta que surge y se intenta responder en quienes de una u otra manera hacemos parte del ámbito educativo. La pedagogía se convierte en un concepto bastante polivalente, complejo, extraño, contradictorio y hasta ambiguo.

  1. Pensar la pedagogía en el mundo contemporáneo remite necesariamente a su horizonte conceptual e histórico, pues solamente desde allí se pueden ubicar las condiciones de la misma en el presente.
  2. La pedagogía se constituye como saber sistemático a partir de las preocupaciones de la modernidad.
  3. Esta preocupación surge por la ruptura con la escolástica que conduce a diferenciar formas de saber de las formas de aprender, lo que constituye la idea de «método» de enseñar diferente al «método» del saber.

El cómo enseñar aparece como el nuevo objeto de la disciplina por demás nueva: la pedagogía con cierta autonomía a partir del siglo XVIII. La reflexión pedagógica que se inicia en la modernidad ha permitido la producción y sistematización de múltiples discursos.

Hace algunos años la pedagogía parecía tener claros algunos aspectos que permitían su organización y su clasificación, es necesario aclarar que como toda clasificación arbitraria y restrictiva. Representaban un pensamiento pedagógico específico, identificable por el autor o los autores; líneas de pensamiento fortalecidas por escuelas filosóficas o de educación progresista; formas y líneas de educación alternativa vs.

la educación oficialista. Estas tendencias intentaban oponerse a las formas hegemónicas de plantear lo educativo y proponían innovaciones y resistencias a los modelos. La producción en pedagogía ha crecido considerablemente en el último tiempo. El interés que suscita, su actualidad, hace que muchos ámbitos académicos se preocupen por ella, también que bastantes disciplinas ocupen su espacio.

  • De igual manera la facilidad de acceso a información sobre trabajos y desarrollos que se hacen de la misma, ha llevado a que en estos momentos estemos bombardeados de información sobre pedagogía y educación.
  • De igual manera, las universidades, las facultades de educación y los centros de investigación han destinado cuantiosos recursos para proyectos investigativos que permiten explorar y reconstruir el campo.
See also:  Por Que Los Niños No Quieren Ir A La Escuela?

La pedagogía en los actuales momentos se caracteriza por la especialización y fragmentación, a su vez, por la proliferación de discursos que vienen de diversos ámbitos de saber. De igual manera se caracteriza porque sus discursos no pretenden totalizar el ámbito escolar, ni el ámbito educativo.

  • Son discursos locales, especializados y sin pretensiones de universalización.
  • Foucault en el curso El Gobierno de sí y de los otros al comentar el texto de Kant ¿Qué es la Ilustración? plantea un sugestivo reconocimiento a Kant cuando afirma que de lo que trata Kant en aquel famoso escrito precisamente es el problema «del presente, de la actualidad de la cuestión ¿Qué pasa hoy? ¿Qué pasa ahora? ¿Qué es ese ahora dentro del cual estamos unos y otros, y qué es lugar, el punto desde el cual escribo?» (Foucault, 2009), en este sentido, la pedagogía hoy debe ubicarse en estos horizontes de interrogación para pensar su actualidad, sus discursos y sus efectos en el mundo contemporáneo.

En primer término, analógicamente a lo que planteó Kant, podemos preguntar cuál es la actualidad de la pedagogía, cuáles son sus nichos teóricos de desarrollo, si ha logrado, como algunos plantean, en el último tiempo, definir o delimitar un campo conceptual, y si ese campo conceptual propicia nuevas formas de relación con saberes y disciplinas.

En segunda instancia, la pregunta nos remitiría a preguntar qué pasa hoy con la pedagogía cómo se desarrolla, quién la usa, cómo se trabaja en investigación y cuáles son los efectos que produce en instituciones, maestros y políticas. El tercer elemento remite a la pregunta por el ahora, es decir, la pedagogía en las lógicas contemporáneas de saber, en las transformaciones que remiten a formas diversas y complejas de comprender el conocimiento.

La multiplicidad, las teorías del caos, los relativismos. En este sentido, la pedagogía hoy dialoga con los nuevos estatutos de saber que validan las competencias, los planes de mejoramiento, la economía y las posibilidades de acción en estas fases avanzadas del capitalismo.

Es decir, es hija de su tiempo y sus relaciones. En este ahora están los que producen la pedagogía quiénes la investigan hoy, quiénes hablan a nombre de ella, cómo se usa, los ámbitos en los que se promueve y quienes son los afectados por su discurso. En este sentido la pedagogía más que un asunto teórico es un asunto de subjetividades o de procesos de subjetivación, donde individuos o sujetos son atravesados por ella como experiencia de la educación.

El último elemento tiene que ver con el lugar, es decir, con el espacio, con lo geográfico, con la ubicación y con el desplazamiento. Michel Serres afirma que en el mundo contemporáneo tiene mucha relación con el verbo viajar que a su vez hace eco de la palabra pedagogía habla de un guía que acompaña al niño y guía su aventura (Serres, 1995), por eso la pregunta de la pedagogía es de cierto modo geográfica: «¿en qué espacio y cómo desplazarse?».

La pedagogía navega en la segunda mitad del siglo XX entre la posibilidad de encontrar autonomía de otras formas de conocimiento o de reconfigurar su sentido con esas otras forma de conocimiento. Es decir el proceso se da en la lucha por definir a partir de su posible objeto de estudio (la formación) el camino de su «cientificidad» y la exigencia o sometimiento a las discusiones y relaciones interdisciplinares o transdisciplinares.

Parece que la búsqueda de identidad por parte de la pedagogía se presenta curiosamente como un proceso de cruce y relaciones con los otros saberes, en términos de deleuze (1987), como una especie de diagrama, es decir de una superposición de mapas, donde existen puntos de conexiones pero a la vez sitios de alejamiento, sitios de encuentro, de alianza, y caminos distintos y relativamente alejados.

Así la pedagogía encontraría su «identidad» en la diversidad teórico-metodológica, su fortaleza en los problemas que plantee sobre el objeto de estudio y su particularidad en la experiencia de los sujetos. La pregunta por la pedagogía hoy es la pregunta por el acontecimiento pedagógico y por el pedagogo que habla de él y el maestro que hace experiencia de él, es decir la pedagogía es del sujeto.

En este sentido la pedagogía se convierte en una práctica que se construye en la interacciones, los saberes y las experiencias en los cuales el sujeto está presente, es decir, pertenece a ese ahora que determina su acción: el maestro y el pedagogo ya no pertenecen a una tradición o a un modelo pedagógico, o a una tendencia que del pasado le aporta andamiajes teóricos que determinan sus actividades y acciones, sino que el pertenecer al ahora, al presente, le permite relacionarse con un conjunto amplio de situaciones, contextos, formas de vida, formas y prácticas de institucionalización y maneras de sentir y hacer pedagogía o pedagogías, pues se convierte en el objeto de su reflexión, es decir, la formación ubicada en «las entrañas del presente»; el pedagogo y el maestro no pueden dejar de lado su cuestionamiento y su pertenencia al «nosotros», es decir, al conjunto de relaciones culturales propias de su actualidad.

Luego de estas reflexiones en torno a la pedagogía y su función en la sociedad contemporánea, tenemos el gusto de presentar a ustedes el fascículo 13 de la revista Praxis & Saber en su sexto año de circulación. En esta ocasión se publican una serie de investigaciones que muestran las variaciones tanto conceptuales como metodológicas del campo pedagógico hoy en discusiones epistemológicas actuales de ahí que la revista la hemos denominado genéricamente Prácticas, sujetos y saberes, pues son las grandes categorías sobre la cuales la pedagogía sigue construyendo su estatuto de saber y de acción; en los procesos y diversas formas como las realidades actuales se conforman.

Los artículos que abren esta edición de Praxis & Saber están dedicados a las relaciones pedagogía y didáctica. El primero se titula Debates históricos y filosóficos en la enseñanza de los temas socialmente controvertidos del investigador colombiano Miguel Gómez Mendoza de la Universidad Tecnológica de Pereira.

El profesor Gómez Mendoza propone a partir de intervenciones didácticas plantear las posibilidades de trabajo en el aula de temas socialmente conflictivos y que a su vez puedan ser analizados desde un ámbito filosófico, ético y político. El segundo texto del profesor Armando Zambrano Leal, titulado Pedagogía y didáctica: esbozo de las diferencias, tensiones y relaciones de dos campos ubica en el debate teórico la importancia de pensar la pedagogía y la didáctica como campos relacionales y de urgente debate en el ámbito educativo contemporáneo.

El siguiente grupo de artículos que se presentan en esta edición tienen una particularidad temática y es la enseñanza de las ciencias naturales. En primera instancia los profesores Jordi Solbes de la Universitat de València (España) y Eduardo Miguel González de la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina), en el texto titulado Aportes a la formación de profesorado constructivista: resultados en dos países, exponen, los resultados de un proceso investigación que indagó sobre la influencia que la participación en la investigación educativa tiene en la calidad de la enseñanza en docentes de ciencias experimentales de Argentina y España.

Los investigadores concluyen que la formación de maestros en didáctica de las ciencias tiene una fuerte influencia de los modelos constructivistas. La siguiente investigación de este bloque, titulada, El espíritu científico en la primera infancia, la presenta la profesora Sandra Isabel Samacá Bohórquez de la Fundación Universitaria Juan de Castellanos de Tunja, quien a partir de presupuestos pedagógicos propone el juego y la lúdica como posibilidad de enseñanza del pensamiento científico en niños escolarizados de 5 años.

See also:  Como Hacer Para Que Mi Hijo Ponga Atencion En La Escuela?

Los profesores Andrés Mauricio Chaves Remolina y Diana Carolina Piraquive Monroy de la Universidad Piloto de Colombia presentan los resultados de un proyecto de investigación desarrollado en el municipio de Viotá, Cundinamarca, que involucra aspectos culturales y ambientales para producir novedosas estrategias pedagógicas con el fin de desarrollar procesos identitarios, en el artículo titulado Viotá: posibilidades pedagógicas de un paraíso que renace,

Para el caso concreto de la enseñanza de las matemáticas los profesores Alfonso Jiménez Espinosa de la Universidad Pedagógica de Colombia, Leidy Johana Limas Berrío del Colegio de La Presentación de Tunja y Jeymy Enerieth Alarcón González de la Institución Educativa Gustavo Romero Hernández, presentan los resultados de una investigación que tuvo como objetivo conocer realidades escolares de prácticas pedagógicas matemáticas mediante vivencias de situaciones de aulas de clase; se describe en el texto la manera como se están llevando a cabo las prácticas pedagógicas matemáticas de algunos profesores, en aspectos como planeamiento, dinámica de la clase y evaluación del aprendizaje.

Otro aspecto clave para las reflexiones pedagógicas contemporáneas es la evaluación, en este fascículo dos trabajos reflexionan con sus resultados de investigación sobre este neurálgico aspecto: el trabajo presentado por la profesora Luz Amparo Londoño Restrepo de la Universidad Libre, titulado Transformación de las relaciones de poder entre evaluación y educación, permitió también identificar las concepciones sobre evaluación de los docentes en formación de la Licenciatura en Humanidades e Idiomas de una Universidad de la ciudad de Bogotá.

Este estudio, bajo el paradigma cualitativo, utilizó la investigación-acción como metodología y concluye que en la evaluación se implican las relaciones de poder y los impactos de las mismas; en el mismo sentido el texto presentado por la profesora Laura Belkis Parada Romero de la Universidad Militar Nueva Granada, titulado Sistema de evaluación docente, instituciones de educación superior tecnológica: lineamientos de calidad, indaga sobre la percepción de los actores de la evaluación docente desde sus objetivos, métodos y momentos, de tal forma que se planteen ideas para reestructurar la actual evaluación institucional y generar propuestas de mejora no solo en términos cuantitativos si no que incorporen el estudio cualitativo de desempeños y competencias.

El trabajo Mediaciones tecnológicas: nuevos escenarios de la práctica pedagógica, presentado por el profesor Henry Alfonso Muñoz Rojas de la Universidad Santo Tomás, presenta los resultados de una investigación que pretende la configuración de nuevos escenarios educativos fundamentados en mediaciones tecnológicas para programas virtuales, desarrollando conceptos como aprendizaje autónomo y colaborativo, tutor virtual, educación digital, inteligencia colectiva, entre otros.

En el cierre del presente fascículo de nuevo aparece un trabajo con fundamentación filosófica titulado Educación en bioética y la formación para la ciudadanía, del profesor Haywer Alexander Carvajal Abril de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, que prioriza las posturas éticas de dos filósofas, Martha Nussbaum y Adela Cortina, y su posible utilización en la educación en bioética en estudiantes de humanidades de la universidad y su aplicación en la formación ciudadana de los mismos.

Esperamos que los trabajos presentados en este fascículo sean de su agrado y utilidad investigativa. Leonor Gómez Gómez Oscar Pulido Cortés Referencias FOUCAULT, M. (2009). El gobierno de sí y de los otros, Buenos Aires: Fondo de cultura económica. DELEUZE, G.

¿Por que triunfó la escuela Pineau año de publicacion?

Pablo Pineau sugiere la lectura de ‘¿Por qué triunfó la escuela? o la modernidad dijo: ‘Esto es educación’, y la escuela respondió: ‘Yo me ocupo», En: Pineau, P; Dussel, I y Caruso, M. La escuela como máquina de educar. Tres escritos sobre un proyecto de la modernidad, editado por Paidós en 2001.

¿Cuándo se creó la Escuela Moderna?

La escuela moderna En el mes de agosto de 1901, abrió sus puertas, en el número 70 de la calle Bailén, de Barcelona (España), un centro educativo que se proponía transformar radicalmente la experiencia pedagógica en sentido crítico, laico, racionalista y libertario.

¿Cómo era el alumno en la Escuela Moderna?

Otro de las grandes diferencias es la figura del alumnado. En la escuela tradicional es una figura obediente y pasiva que se dedica únicamente a acatar las normas y a ser obediente, mientras que en la escuela nueva el alumno participa en las clases de manera activa, siendo parte también de su aprendizaje.

¿Cómo fue el surgimiento de la escuela?

¡A quién se le ocurrió inventar la escuela! La educación y la escuela son conceptos muy comunes en nuestra vida. Desde los 3 años de vida, o incluso antes, comenzamos a convivir con estas palabras y los hábitos propios de la vida escolar. Pero si el método educativo no fue el mejor para nosotros, en algún momento nos formulamos con desesperación la pregunta obligada: «¿a quién se le ocurrió inventar la escuela?» Resulta que la escuela se inventó desde las primeras civilizaciones, donde los adultos enseñaban a los más jóvenes a desempeñarse en actividades que fomentaran el desarrollo de la comunidad.

Pero fue en la antigua Grecia donde surgió la palabra «scholé», que evolucionó a «escuela». Y el significado de esa palabra era «ocio». ¿Cómo es esto? Uno de los filósofos griegos más famosos, Aristóteles, decía que el hombre necesita de 3 acciones para vivir bien: el trabajo, el descanso y el ocio. Por «trabajo» se refería a todas las actividades que son necesarias para vivir, como aprender un oficio o los quehaceres de casa; por supuesto que después de realizar ese trabajo físico se requiere un descanso.

Y decía este filósofo que, el tiempo en el que no se trabaja ni se descansa, el tiempo libre, es el que se ocupa para cultivar el alma libremente. Bajo este concepto, surge la escuela en Grecia antigua, como un lugar al que acuden aquellos que quieren cultivar el alma a través de experiencias que les servirán para toda la vida.

  1. Esta definición parece dada por María Montessori, quien seguramente estudió la educación desde sus inicios y se dio cuenta de que el origen de la educación tuvo un buen objetivo.
  2. Sin embargo, con la llegada de las instituciones y los diferentes tipos de gobierno, el sistema educativo se transformó y se estancó durante varios años, llegando a la educación «tradicional».

También Montessori, como era una mujer preparada, sabía que la lengua latina denominó a las escuelas primarias «ludus», que significa «juego». De estos dos vocablos «ludus» y «scholé» varias lenguas dan nombre a sus lugares de aprendizaje, siendo una contradicción enorme que, teniendo esos nombres, la educación se imparta de manera rígida y poco divertida.

¿Cuándo se creó la Escuela Moderna?

La escuela moderna En el mes de agosto de 1901, abrió sus puertas, en el número 70 de la calle Bailén, de Barcelona (España), un centro educativo que se proponía transformar radicalmente la experiencia pedagógica en sentido crítico, laico, racionalista y libertario.

¿Cuándo surge la escuela contemporánea?

El periodo comprendido desde la Revolución Francesa en 1789 hasta el año 1999 se conoce como la Edad Contemporánea, y en esta etapa la Filosofía dio un carácter fundamental a la Ciencia, a la Razón y al Método científico.

¿Cómo era el alumno en la Escuela Moderna?

Otro de las grandes diferencias es la figura del alumnado. En la escuela tradicional es una figura obediente y pasiva que se dedica únicamente a acatar las normas y a ser obediente, mientras que en la escuela nueva el alumno participa en las clases de manera activa, siendo parte también de su aprendizaje.